Excomandante del 4F: Hay malestar en los cuarteles y la sociedad

Imagen referencial
Imagen referencial

“En la FANB hay una reserva moral que se mantiene sobreviviendo ante las amenazas de quienes ostentan el poder. Son oficiales que sufren cuando les obligan a repetir, por ejemplo: Chavez vive, la lucha sigue”, indicó.

Caracas. El comandante del 4F, Carlos Guyón Celis, que participó en la captura de la IV División de Infantería en Maracay y fue senador presidente de la comisión de defensa del Senado en el extinto Congreso en 1999; alertó que en la Fuerza Armada existe descontento con el Gobierno y “una reserva moral” que resiste ante sus mandos superiores pero que desea un cambio político que le permita retornar al carácter institucional de lo militar, comprometido con el país y no con un proyecto político, como pretende el oficialismo.

“El descontento social se expresa tanto en los cuarteles como en la sociedad. Los militares venimos de hogares con una mentalidad democrática, crítica, forjada durante 40 años, y que rechaza el sistema comunista como modo de vida política, y que pretende acabar con la idiosicracia”, afirmó el exsenador del Movimiento V República (MVR), y quien rompió con Hugo Chávez en protesta por su alianza con Fidel Castro.

“En la FANB hay una reserva moral que se mantiene sobreviviendo ante las amenazas de quienes ostentan el poder. Son oficiales forjados en hogares dignos y sufren cuando les obligan a repetir eslogan políticos como, por ejemplo, ‘Chavez vive, la lucha sigue’. Los oficiales están obligados constitucionalmente a defender la Patria y sus instituciones hasta perder la vida. Es la única profesión que asume esa responsabilidad y considero que ellos están obligados a cumplirla y proteger la Nación de la invasión cubana, y las consecuencias que esto ha acarreado, e ir de a mano de la sociedad hasta restituir el Estado de Derecho e impulsar el desarrollo del país” (sic), agregó.

Aunque aclaró que no es “brujo” o no puede determinar cuánto tiempo durará esta situación país, cita los casos de Chile y Perú en la década de los 60 y 70 cuando lograron zafarse de sistema dictatoriales: “La tiranía se acabó en esos países a pesar de la coacción, el miedo. En Venezuela será posible salir de este sistema porque los venezolanos creemos en la democracia y estamos dispuestos a defenderla”.

El militar percibe la realidad venezolana como “mala y delicada”, por lo que plantea un gobierno de transición, de uno a dos años, que reinstitucionalice el país y promueva la inversión privada. “Venezuela está muy mal por una política de Estado implementada por quienes dirigen el país y monitoreada por La Habana. La escasez de comida es producto de las expropiaciones de fincas y empresas; la escasez de medicina y repuestos es consecuencia del manejo del dólar, con lo cual comprimen la economía y arrinconan al empresario hasta quebrarlo. La violencia y la delincuencia es promovida desde el régimen para asustar a la sociedad y por eso una anarquía se ha apoderado de la nación. No hay Estado de Derecho”, sentenció.

¿No es usted responsable si formó parte de quienes gobiernan? ¿Qué pasó? 

—Yo no ando con delincuentes. De todo el liderazgo original del 4F, el 27N y de quienes organizamos el MVR, muy pocos están ejerciendo gobierno. Algunos están en cargos subalternos. A la cabeza del régimen están los comunistas que han causado daño a la Nación desde los tiempos de la guerrilla y sus alumnos y/o herederos monitoreados desde La Habana.

¿Por qué afirma que no hay Estado de Derecho?

—Este régimen es opresor; clasifica a los venezolanos y los discrimina, destituye y apresa alcaldes, diputados, pasando por encima de sus derechos constitucionales; entorpece y anula las decisiones de la Asamblea Nacional a través del Tribunal Supremo de Justicia que controla con operadores políticos. Apresa, tortura y no hay institución donde puedas ser oído.Persigue políticos, empresarios, destruye comercios, organizó un cuerpo paramilitar que sale a reprimir junto con la Guardia Nacional y las policías a las manifestaciones opositoras mientras el alto gobierno habla de ‘amor y paz’ y agreden a su propio pueblo.

Aunque reconoce que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hace su trabajo político, consideró que esta instancia debe ampliarse a todos los sectores y así lograr la presión necesaria para que el Gobierno ceda ante las exigencias en la mesa de negociación, la cual, a su juicio, no debe ser la puesta en escena para perpetuar un régimen corrupto sino para lograr una salida electoral y un gobierno de unidad nacional:

“En democracia, los ciudadanos se entienden e interrelacionan dialogando, pero dudo de lo que pasa en esta ‘Mesa de Diálogo’ porque el régimen promueve la violencia, viola la Constitución y la Leyes, produjo y promueve la escasez de alimentos y medicinas, persigue, encarcela y agrede a dirigentes políticos, gremiales y empresariales ¿Y así, qué vamos a dialogar? ¿Los integrantes del régimen van a acceder a un cambio de gobierno? ¿Aceptarán la Asamblea Nacional y las empresas privadas para solucionar la crisis política y económica?”

Para Guyón, la respuesta a estas interrogantes es un “no” rotundo. Sostiene que el Ejecutivo continuará con el plan que trae de Chávez y, puesto que algunos “están involucrados en graves delitos”, buscará preservar el poder a toda costa.

Con todo, el exsenador plantea varias opciones como salida a la crisis: 1) Deponer actitudes personales y partidistas; 2) establecer mesas de trabajo con todos los sectores del país; 3) promover la salida “más rápida y menos traumática del régimen”; y 4) establecer un gobierno de transición de uno a dos años con la misión de reinstitucionalizar el país, restituir el Estado de Derecho e incentivar la inversión.

Eso sí, advirtió que el nuevo gobierno no puede aceptar a quienes hoy están en Miraflores: “Las cabezas del régimen no quieren cambiar nada y promovieron esta mesa de diálogo para ganar tiempo y sostenerse en el poder. Mientras eso sucede, la mayoría de los venezolanos estamos empobrecidos y pasando penurias. El cambio dependerá del accionar y la buena voluntad de la mayoría de los venezolanos. Como lo dijo nuestro señor Jesucristo: ‘Tengamos fe en Dios y en nosotros’: de mi parte, acciones hasta lograr la Libertad”.

CrónicaUno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s