La doctrina Almagro; por Teódulo López Meléndez .@tlopezmelendez

Creo apropiado el uso de la palabra “doctrina” para referirme a este libro que recoge las consideraciones del secretario general de la OEA, Luis Almagro, sobre Venezuela. En su concepción amplia “doctrina” es un conjunto de ideas, enseñanzas o principios básicos basado en un sistema de creencias, y Almagro, sin duda, cree. Más específicamente, en el campo del Derecho una doctrina jurídica es el concepto de los juristas que influye en el ordenamiento del pensamiento jurídico. Y lo de Almagro lo es.

Estamos hablando de “La crisis de la democracia en Venezuela, la OEA y la Carta Democrática Interamericana. Documentos de Luis Almagro (2015-2016)” publicado por la “Editorial Jurídica Venezolana International” con el patrocinio  de la “Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA)”, una que, como todos sabemos, está constituida por 37 expresidentes que se han estado ocupando de la dramática situación de Venezuela.

Esa Fundación IDEA-Democrática se preocupa de la reconstitución del sistema democrático allí donde se ha perdido. Su acción sobre Venezuela ha sido constante y meritoria, pues cuando la soledad angustia escuchar voces alienta. Además de la propia, suman ahora este volumen que recoge documentos emanados de Almagro, bien sea en cartas o en documentos o en declaraciones.

En este texto están todas, o quizás casi todas. Por ejemplo, el informe para presentar ante el Consejo Permanente de la OEA, o la misiva de respuesta a un personero del Gobierno o la carta personal a Leopoldo López.  Documento tras documento que definen una posición muy clara de asumir un verdadero rol de defensa y protección de la democracia y de su ingrediente fundamental de los derechos humanos.

Este es un libro para leer y conservar, para nuestra historia y para la del continente porque, más allá de los textos, revelan la presencia de un personaje al frente de la OEA que la reivindica en uno de sus papeles claves que voy a definir como la del cumplimiento del deber.
Se agradece a Luis Almagro y, por supuesto, a los proponentes y editores de este volumen, uno a atesorar como la prueba fehaciente de que la aparente soledad fue rota por algunas voces y de cómo se puede ejercer con valentía la consideración jurídico-política.

teodulolopezm@outlook.com

El Universal
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s