Venezuela diversa y única; por Alicia Freilich

Pertenezco a esa especie colectiva/ empeñada en quebrar el ruido con una/ palabra que aún no se ha construido.

Mery Sananes en Palabras conjugadas.

El drama catastrófico de Venezuela bajo la tiranía castrochavista es el trasplante fasciocomunista cubano en tierra fértil, pues de doscientos años armados solo cuarenta estaban en vías de lenta y difícil sanación civilista. Su resucitador es el militarismo criminal, régimen que por su naturaleza misma vigila, reprime, destruye, dispersa y, muy en especial, divide para eliminar y desgobernar. Lo muestra la historia universal del fascismo a diestra y siniestra, analizados a fondo durante el siglo XX por expertos en ideologías y políticas.

Algunos años vivenciando la rutina del inmigrante permiten hacer un mínimo saldo personal. Desde lejos cada frágil árbol se vislumbra mejor, pues la distancia fija su lugar exacto en el tupido bosque. Desde 2001, allá y aquí, expreso mi convicción de que por su trayectoria histórica, solo un pacto cívico-militar equivalente, no igualito, al del 23 de Enero, puede salvar al país del totalitarismo. Opinión que origina no pocos insultos y pérdidas. Gajes del oficio.

Luce casi imposible desligarse de cuna, suelo, casa, parque, colegio, cualquier espacio natal, pero la lejanía se vuelve tolerable si se logra salir a tiempo de una cárcel-país, hacia lo necesario, un albergue libre. La nostalgia deprime y oprime por los perdidos paisajes, clima, sabor, olor, sonido y el contacto humano directo. Hoy día es menos dolorosa por la magia virtual que registra y entrega lo distante en imágenes sonoras. Lejanía que, por paradoja, otorga una múltiple dimensión para entender más y sin miedo. Al mismo tiempo entrega el dínamo que mueve con energía la hermandad mental, material y espiritual hacia paisanos y otros similares refugiados en nuevas tierras, incluidos quienes antes rechazaron al familiar, amigo, vecino, por rebelarse a la obediencia aprendida, justificada o resignada.

Tal como ocurrió con los exilios opuestos a las dictaduras gomecista y perezjimenista, el “galut” venezolano –mucho más que diáspora a secas– es el imprescindible micrófono en alta voz mundial de la oposición hoy reprimida en su patria. Una migración que en medio de grandes dificultades, pide poco y entrega mucho. Educada, emprendedora, imaginativa, decente, amistosa, solidaria sin distingos de edad, oficio, profesión, etnia, estatus legal, religión o pertenencia cultural, todos a una, mostrando que los delincuentes de gustos y gastos a lo millonario, ladrones de oportunismo rastrero, son la muestra revolucionaria más clara de su paso ilegal a la mugre riqueza mal habida.

Cuando una oficialidad venezolana, consciente y sensible ante la terrible realidad sufrida por 86% nacional, decida respetar la Constitución junto a la voluntad popular disidente que hoy trasciende a todos partidos políticos, rechacen el narcoestado milicivil totalitario que los comanda y, por fin, restituyan la civilidad legal, entonces una mayoría venezolana regresará plasmando su sello ejemplar de pueblo disperso que supo absorber a plenitud diversas lecciones. En el exterior ejerció valores adquiridos durante una breve democracia imperfecta pero de huella indeleble para fundirlos con las destrezas modernas aprendidas en ese duro exilio inducido. Será un apoyo necesario para recobrar el tiempo perdido frente la barbarie impuesta por la bestialidad uniformada en dogmas de la FACH y del PSUV. Los de adentro y afuera que ya liberados entrelazan sus experiencias para la refundación.

Pronto se sabrá si este palabrerío es wishful thinkings, ahora llaman así a las ilusiones tontas. O, si como canta la tenaz, comprometida con ética limpia, profunda poeta Mery Sananes en sabias Palabras conjugadas (Edición de la Cátedra Pío Tamayo, UCV, 2016) existen llaves maestras para una libre y sólida unidad entre quienes merezcan el adjetivo de humanos. Amén.

El Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s