Villa del Rosario envía mensaje a los chavistas; por Gustavo Coronel

SRES:

Nicolás Maduro y familia; Familia Chávez; Diosdado Cabello; Tareck El Aissami; Tarek Saab Nelson Merentes; Rafael Ramírez; Jorge Giordani;  miembros del gabinete ejecutivo; magistrados del Tribunal Supremo de Justicia; miembros del llamado Poder Moral; miembros mercenarios del Consejo Nacional Electoral; miembros del Alto Mando Militar; Presidentes y Directores de las empresas del estado; Embajadores del narco-régimen; miembros del PSUV y colectivos armados al servicio del narco-régimen; Diputados de la Fracción del régimen en la Asamblea nacional;  contratistas del narco-régimen; miembros de las Fuerzas Armadas cómplices del narco-régimen; Miembros del ALBA, de PETROCARIBE y otras organizaciones parasitarias del narco-régimen que asfixia a Venezuela.

REPTILES TODOS:

Hace tres días, en la población de la Villa Del Rosario, en el estado Zulia, un grupo de venezolanos barrió  las calles con una estatua del fallecido sátrapa Hugo Chávez.  Esa pequeña estatua del sátrapa, parte de un ridículo culto a la personalidad del sátrapa, sufrió la misma suerte de estatuas más grandes de Stalin, de Sadam Hussein, de Lenin, de Gadafi, del padre del carnicero sirio Asad y de muchos otros tiranos y tiranuelos que han arruinado a sus pueblos y sembrado el odio y la miseria entre sus gobernados.

Ruina y muerte han caracterizado la historia del chavismo que hoy agoniza. La estatua del sátrapa derrumbada en Villa del Rosario representa una nueva muerte para la revolución de los cobardes que ustedes han protagonizado. Porque, como decía Shakespeare en “Julio César”, el cobarde muere mil veces, el valiente solo muere una vez. El chavismo muere hoy en cada estatua rota, en cada marcha del pueblo venezolano, en cada gesto de rebeldía ciudadana. Y ustedes no encuentran ninguna respuesta mejor que el gas, el planazo, los perdigones, el asesinato, la represión, los cantos sádicos de los soldaditos ignorantes pidiendo un cuchillo para degollar a los guarimberos. Puro odio desatado en contra de una población hastiada de sus desmanes. El adulante Francisco Arias Cárdenas, el mismo que llamaba genocida y delincuente al difunto mientras tenía una gallina en la mano, habla hoy de “vengar” el derrumbe de la estatua, sin darse cuenta de que ya nadie le teme y que su nombre es sinónimo de desvergüenza.

REPTILES TODOS:

En 18 años ustedes han arruinado material y espiritualmente a Venezuela. Al comparar a la Venezuela que ustedes recibieron en 1998 con la Venezuela de hoy es fácil establecer que la industria petrolera, la infraestructura eléctrica y de vialidad, la agricultura, todo ha sido destruido.  Las empresas del sector privado han sido confiscadas, las empresas públicas paralizadas, la educación ha sido convertida en adoctrinamiento, la salud ha involucionado hasta regresar a los niveles del siglo XIX.

La Venezuela de hoy en día es un país miserable, con un nivel de pobreza superior al que ustedes encontraron, a pesar de haber recibido ustedes más de un billón de dólares en ingresos y  a pesar de los $150.000 millones en deudas que adicionalmente han contraído. Nunca nadie había logrado el nivel de destrucción nacional que ustedes han logrado.

Además, ustedes convirtieron a Venezuela en un satélite político de Cuba. Tanto el difunto sátrapa como su actual reemplazo viajaban y viajan constantemente a La Habana en busca de directrices, como traidores, con la indignidad propia de los cobardes.

En 18 años ustedes lograron inyectarle al pueblo venezolano una gran dosis de odio social y racial ayudados por mercenarios venidos de otras tierras, tales como Danny Glover o Norberto Ceresole. Esa prédica racista fue complementada por la tesis chavista de que los pobres eran pobres porque la clase media se había robado lo que le pertenecía a ellos. Alimentaron ustedes un resentimiento que ha terminado por diezmar a la clase media venezolana  sin mejorar a los pobres. Han rebajado ustedes a todos los venezolanos al nivel de pobreza, tratando de convertirlos en una clase mendicante, dependientes a través de Mercal, Barrio Adentro y el CLAP de las dádivas del régimen.

REPTILES TODOS:

Hoy Venezuela está de pie y ya vemos como las ratas comienzan a saltar del barco. No habrá donde esconderse para quienes han arruinado  Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s