Constituyente: los nueve puntos; por Elides J. Rojas .@ejrl

Maduro, justo en medio de una caída espectacular de su popularidad como gobernante, de su credibilidad como gestor y de su capacidad para solucionar problemas; justo ahora en medio de una enorme conflictividad originada en la constante violación a la Constitución vigente y al desconocimiento frontal de la Asamblea Nacional como poder Público y el hambre, justo ahora cuando la crisis económica que crearon le jurunga el estómago a chavistas y antichavistas, Maduro propone reformar la Constitución de Chávez. Excelente idea, pero demasiado obvia en sus intenciones finales.

Basta ver los temas que preocupan a una de las peores gestiones en la historia de Venezuela para darse cuenta de la jugarreta que, seguramente, agravará más los problemas ya mencionados antes. Una Constituyente no mejorará el grave inconveniente creado por el propio chavismo en materia de abastecimiento y escasez. Esa manía de controlar todo para hacerlo mal, típica de regímenes socialistas al estilo cubano, no dará resultados diferentes. Con Constitución nueva o vieja. Ese no es el problema.

El asunto es de foco y orientación de políticas. De gerencia pública. Y ahí estamos mal.  No hay capacidad ni preparación. Luego, con seguridad, todo será peor. Viene peor. No hay escapatoria. Si solo le echamos una mirada a los temas que preocupan a Maduro y al equipo estrella, es fácil concluir dos cosas: o todo eso es mentira, es una mediocre excusa; o esta gente está mamándole gallo al país. O las dos cosas. Veamos cuáles son los temas que motivan a Maduro a ejecutar un proceso constituyente para liquidar las bases sociales que dejó Chávez, es decir, modificar el famoso legado. Ni más ni menos.

Estos son los temas que no dejan dormir a Maduro y que, por tanto, hay que llevarlos a un debate que excluye lo no nacional. Más bien se hará en cuarticos chavistas, en cuevitas rojas. Es la mejor opción que encontraron quienes tienen 18 años y pico manejando a Venezuela como han querido. Veamos:

Uno. “Ganar la paz, aislar a los violentos. Reafirmar los valores de la justicia, de la no impunidad”.

DosAmpliar y perfeccionar el sistema económico venezolano, para dejar dibujado e instalado un nuevo sistema económico post-petrolero.

Tres. Constitucionalizar todas las Misiones y Grandes Misiones creadas por el Comandante Chávez y la revolución.

Cuatro.  Potenciar el Funcionamiento del Sistema de Justicia, Seguridad y Protección del Pueblo.

Cinco. Impulsar las Nuevas Formas de la Democracia Participativa y Protagónica, y la Democracia Directa.

Seis. Impulsar la Política Exterior Soberana de defensa de nuestra Integridad. La Defensa de la Soberanía Nacional, la integridad de la Nación, el rechazo al intervencionismo y la nueva visión del mundo pluripolar y multicéntrico.

SieteImpulsar la Identidad Cultural, la Nueva Venezolanidad, la Nueva Espiritualidad del país.

Ocho. La Garantía del Futuro para la juventud. “En 1999 no había condiciones y no teníamos esa conciencia. Y todavía en 1999, la juventud no era un sujeto social, un protagonista de la Historia de Venezuela.

Nueve. El cambio climático, la supervivencia de la vida en el planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s