Dos importantes asuntos económicos; por Herbert Hudde

Hoy me voy a referir a dos importantes asuntos sobre nuestra economía.

El primero es:

Si se legaliza el mercado paralelo ¿bajará DolarToday?

Si se legaliza el paralelo permitiendo a empresas, instituciones y personas intercambiar bolívares por divisas, no solo entre sí, sino a través del sistema bancario, como sucede en todas partes, DolarToday simplemente desaparecería, y el paralelo ya no sería más un mercado “paralelo”, sino que pasaría a ser el mercado libre, digamos, oficial, y la cotización del dólar sería transparente y pública.

En cualquier mercado el precio de un bien o servicio, que en este caso es el $, viene dado por la acción de la oferta y la demanda. Entonces, para saber si el dólar en el mercado libre quedaría luego de su legalización, subiría o bajaría de precio respecto al de DolarToday, hay que evaluar como se modificarían la oferta y la demanda en ese mercado. Hagámoslo.

La oferta aumentaría algo, aunque no mucho, con lo poco que ofrecen actualmente privados y el BCV o el Gobierno en el Dicom, que pasaría a ser ofrecido en el mercado libre, pero de resto no veo qué más puede entrar allí, pues lo que requiere el Gobierno para sus importaciones, o sigue igual o, con casi total seguridad, aumentará, por lo que lo que le quedaría para suministrar al nuevo mercado libre, si es que le queda algo, sería una minucia. Así que la oferta aumentaría, pero poca cosa.

La que sí aumentaría sustancialmente es la demanda del sector productivo privado, que actualmente es bastante baja por el hecho de que lo que importa dicho sector a dólar paralelo no puede contabilizarse sino a la tasa Dicom, con lo que el ISLR le sube tanto que hace inviable importar, salvo aquellas cosas que tienen solo una pequeña incidencia en la estructura de costos de la empresa. Pero como con un $ libre legal sí lo podría contabilizar a como efectivamente lo compre, obviamente esa demanda aumentaría. Aunque no tengo como estimar ese aumento, sin duda que sería de una magnitud muy importante. La demanda que actualmente se satisface en el Dicom, también pasaría a este mercado.

Aunque el BCV pudiera intervenir en este mercado, la escasez de dólares que hay y seguirá habiendo si no suben sustancialmente los precios petroleros, cosa que todos los analistas descartan, indica que tal intervención del BCV en el mercado sería, si no nula, muy escasa.

Total, que en el mercado libre la demanda de dólares aumentaría en bastante mayor proporción que la oferta, en relación a las que hay hoy en día en el mercado paralelo, por lo que en contra de lo que dicen todos los economistas que he oído y leído, mi opinión es que el $ subiría.

Ahora bien, esto no debe alarmarnos, pues la legalización del paralelo sería muy positiva para el país, aunque es obvio que se requiere de muchas otras cosas.

Pero como la legalización es lo que hay que hacer, es claro que esta gente no la hará. Acaban de lanzar el Dicom 2, que comentaré en otro artículo, y que es otra birria inservible como todas sus cosas.

El otro asunto es este:

¿Qué nos espera en el resto del 2017 y en el 2018?

Pues lamento decirlo: si sigue este Gobierno, ¡nada bueno!

La gente del Gobierno parece vivir en un lejano planeta, pues repiten y repiten cada año que ese será el de la transformación de la economía rentista petrolera en una economía productiva, y del despegue hacia una Venezuela potencia. Ja, ¿cuántos años llevamos oyendo esta misma pazjuatada? ¿No se cansarán de, y no les da vergüenza, decir tantas descaradas idioteces?

Me concretaré al 2017 y el 18, pues si no sale este Gobierno en el 2019, estaremos como locos anhelando ir al infierno para mejorar un poquito; afortunadamente, mi apuesta es a que sí salen.

Según Antonio Pestana, hablando por Fedeagro, la situación de la producción para este año de ese sector, que no reproduzco para no deprimirnos todos, es tal, que baste saber que se va a producir bastante menos que el año pasado, que ya fue bien malo, porque el Gobierno no ha hecho nada de lo que le han explicado exhaustivamente que se necesita para cada rubro del agro, después de 50 reuniones del dichoso Consejo Nacional de Economía Productiva. ¡Inaudito!

Aclaro algo: durante más de 30 años se ha dicho que un enorme porcentaje (70-90 %) de lo que comemos es importado, lo cual es totalmente falso, pues la cosa ha sido exactamente al revés: esos han sido los porcentajes de lo que se produce aquí. Así que se comprende fácilmente que, si la producción nacional caerá en un porcentaje considerable respecto a la del año anterior, pues tenemos que apretar, y mucho, el cinturón porque lo que viene es eneas.

Y para colmo de males, el comodín de importar lo que nos falta, que, cuando el petróleo estaba alto, Chávez utilizaba y aprovechaba para estrujarnos que él y su socialismo eran burda de buenos, ahora no lo tenemos, porque él y Maduro diezmaron la producción de petróleo de Pdvsa y el aparato productivo, que algo exportaba.

Discúlpenme por no dar buenas noticias.

herbert_hudde@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s